Chilenos se preparan para su primer desafío en San Francisco

 junio 19, 2018
Posted by Juan Carlos Valencia
Pilar (la primera de derecha a izquierda), junto a otros nadadores después de cruzar el Canal Chacao en Chile el año 2014

Conversamos con Pilar Sepúlveda de La Serena, Chile. Ella es arquitecto, tiene 34 años de edad y comenzó a practicar nado en aguas abiertas hace ya 5 años. Según sus palabras: “Es el deporte que me ha traído solo gratos momentos y excelentes amistades”. Cruzó el Canal de Chacao en el sur de Chile el año 2014, y en el año 2016 realizó un cruce desde Punta de Choros a Isla Damas en la IV región, nadando más de 6 kilómetros. Hoy en día, se prepara para su primera competencia fuera de Chile: Swim with Centurions en San Francisco, California.

Estamos encantados que por primera vez un grupo de chilenos participe de este importante evento. Cuéntanos cómo te estás preparando para esta aventura, sabiendo que es tu primera experiencia en San Francisco, California.

¡Super motivada! aprovechando también de generar que más gente participe y que nos puedan acompañar varios. nos interesa mucho conocer esa linda ciudad , que me imagino debe tener además muchos atractivos turísticos. Básicamente mi preparación consiste en entrenar en piscina 2 o 3 veces a la semana, ya que en Chile estamos en invierno, siempre con un volumen alto de entrenamiento. Si el clima lo permite, combinamos este entrenamiento de piscina con algunos días en el mar.

¿Cuáles fueron tus inicios en la natación? ¿Cómo te acercaste al mundo de las aguas abiertas?

Mis inicios fueron súper precarios. Corría el año 2012 cuando conocí esta disciplina, algo no muy conocida donde tampoco habían tantas competencias (menos las que hay ahora, jaja) y siempre eramos los mismos que participábamos. Hoy en día, las competencias han incrementado gracias a los triatletas que se han unido. Primero los inicios fueron con bastante miedo sabiendo lo que es nadar en el mar, sobretodo en las costas chilenas donde el mar no es nada pacífico; el agua es bastante fría y con mucha corriente. Las primeras competencias donde participábamos eran organizadas por Víctor “Tiburón” Contreras, gran nadador de aguas abiertas que en los años 80 logró varias hazañas a nivel mundial y que es muy popular en Chile. Él realizaba estas competencias en el mes de mayo, y desde ahí comenzamos a conocer más gente y entrenar con grupos como FullMar en Viña del Mar y así tener más contactos y participar en más eventos. Pero siempre estos grupos de nado son muy cerrados y se organizan siempre las mismas cosas. Entre esas competencias el grupo de Aguas Providencia donde pertenezco comenzó a ampliarse y a la vez buscar desafíos mayores. En el año 2014, cruzamos por primera vez el Canal de Chacao lo cual fue una experiencia muy emocionante: es una prueba compleja, con corrientes frías pero con paisajes y fauna marina impresionante y lo considero un hito en mi carrera deportiva. Otro desafío importante fue cruzar desde Punta de Choros hasta la isla Damas, en la IV región. Un tramo bastante largo de casi 7 kilómetros, inmerso en un hermoso lugar. Intentamos participar en todas las competencias que podamos, dentro de la V región generalmente. Otra pueba importante fue un cruce que realicé 5 kilómetros que hice en Coquimbo, desde la playa del casino Enjoy Peñuelas hasta el puerto.

¿Cómo ves el futuro de las aguas abiertas en Chile?

Lo veo en buen camino ya que ha ido progresando de a poco, las competencias se han ido profesionalizando. Antes había solamente una persona cronometrando la llegada a la meta y ahora usamos chips. también se han sumado triatletas y empresas importantes auspician estos eventos, con lo cual aumentan su convocatoria. Con 4 mil kilómetros de mar en nuestro país debemos aprovecharlo y tratar de crear nuevas experiencias. A veces se hace complejo por las condiciones: Cuando intentamos cruzar el Canal Chacao nuevamente el 2015, debido a problemas en la organización y malas condiciones climáticas la ruta cambió y muchos nadadores no pudimos terminar la competencia. El mar chileno es de cuidado y debemos organizar competencias en un entorno seguro.

“Swim With Centurions” es un evento clásico de aguas abiertas en San Francisco y en el mundo, y al parecer es tu primera prueba en el extranjero.

Es emocionante saber que podré realizar mi primera prueba fuera de Chile y disfrutar un evento de nivel profesional, con gente de todo el mundo. También es muy interesante conocer la historia de Alcatraz y de ser parte de esta mística lo cual es muy entretenido. Por otra parte, al parecer somos el primer grupo de chilenos y sin duda es uno de los eventos más importantes del mundo. También nos enorgullece que Pedro Ordenes sea chileno y uno de los organizadores de esta prueba y definitivamente es un honor acompañarlo este año.

Finalmente, ¿qué consejo le darías a aquellos que comienzan su experiencia en aguas abiertas?

Primero es un deporte que requiere mucha concentración. Dentro del mar cambian las condiciones y sobretodo en Chile donde el mar es muy helado, a diferencia del nado en piscina el agua es fría y salada pero a pesar de esas incomodidades hay que perseverar en el objetivo y que no te ganen las sensaciones que en un principio pueden ser desagradables. Pero la constancia, el entrenamiento y un buen estado físico son importantes especialmente para las largas distancias. Otra cosa importante es conocer gente que comparte esta misma locura que no todo el mundo la entiende. El mar se vuelve una adicción y se hace necesario principalmente cuando pasa un tiempo sin nadar en agua de mar, se nota mucho. Se agradece la conexión con el océano. también es importante practicarlo en grupo, nunca nadar solo. Eso genera lazos importantes y compartes experiencias: por ejemplo, estar nadando y ver cruzar peces o lobos marinos es algo muy bonito, hay una conexión con el entorno.

Leave a Comment

Error! This email is not valid.